Home

Noticias

20100516061351

Slash

1 comentario Libros

Por Juan Mier

Slash

Harper Entertainment

Para todos los que nacimos a principios de los 80 ó finales de los 70, Guns N’ Roses significó la primera exposición a lo que es una banda de Rock. Sin la difusión masiva de información que vivimos actualmente a velocidades inimaginables en donde las noticias no tardan ni siquiera horas en dar la vuelta al mundo, Guns N’ Roses se estableció a finales de los 80 e inicios de los 90 como un fenómeno mediático conocido en cada rincón del planeta. Fueron (junto con Metallica) la última banda de Rock que operó y alcanzó su máximo al estilo de la vieja escuela como lo hicieron los Beatles y Led Zeppelin en décadas pasadas. Verdaderamente eran un fenómeno, todo mundo había escuchado su LP debut Appetite for Destruction, todo mundo esperaba con ansias, miedo o morbo, un show de su masiva gira mundial rondando el año 1992. No es simple nostalgia, pero realmente no recuerdo una agrupación fundada después de 1995 que haya creado tanta expectativa mundial sin la difusión masiva que existe en el presente. Guns es uno de los grupos más controversiales de la historia y una de los más apreciados, por esto somos afortunados que se haya publicado Slash, biografía del homónimo guitarrista quien armado con su Les Paul y escondido detrás de una larga y eterna cabellera, nos entregó algunos de los riffs más memorables de la historia.

Nacido Saul Hudson a mediados de los 60 de un liberal matrimonio interracial (madre afro-americana, padre blanco) en Stoke-on-Trent, Inglaterra, Slash creció en el mundo de la farándula desde pequeño. Inglés de nacimiento pero californiano por adopción, vivió desde pequeño en Los Angeles, alrededor de un ambiente típicamente bohemio debido al trabajo de su madre como diseñadora de vestuario de entre otros famosos, David Bowie. En su adolescencia Slash tocó un día una guitarra eléctrica y a partir de ahí no miró hacia atrás, supo perfectamente que ese instrumento sería su vida.

Llena de innumerables anécdotas a lo largo de casi 500 páginas, Slash nos narra desde los humildes y extremos inicios de la banda dentro de la escena de Sunset Boulevard, hasta el surgimiento de su inseparable sombrero de copa. Agregando a esto una buena dosis de historias de devastación y drogas, entre las más sobresalientes un ataque de alucinaciones después de varias horas de inyecciones de speedballs (mezcla de heroína y cocaína), en donde se vio acosado y perseguido por pequeñas criaturas con ametralladoras, semejantes al personaje de “Predator“, los cuales le indujeron un ataque de pánico que lo obligaron a atravesar el vidrio de su regadera y correr desnudo por un campo de golf de un hotel en Arizona.

De personalidad siempre introvertida y de pocas palabras, Slash no juzga ni trata de dar explicaciones descalificantes o amarillistas sobre la historia y el fin de Guns N’ Roses, simplemente hace declaraciones directas sobre la polarización de ideas y distintos intereses entre el enigmático-conflictivo Axl Rose y el resto de la banda.

Siempre existieron diferencias con Axl pero todo explotó desde la grabación y el subsecuente tour para Use Your Illusion I y II. Las “diferencias creativas” citadas desde los Beatles, hasta rompimiento de bandas de Rock, se hacen presentes nuevamente en el caso GN’R.

Por un lado podemos ver el enfoque de Axl dirigido en general hacia una mega producción teatral: sintetizadores, estadios, coristas, pirotecnia, etc, lo cual se comprobó con los discos y gira de Use Your Illusion, el conjunto gastó millones en la producción del LP gastando aún más en el tour. Por el otro lado tenemos a Slash, más a gusto en un ambiente enfocado hacia un Rock n’ Roll directo, más cerca de las raíces de guitarra-voz-bajo-batería, sumado a buenos amplificadores, tocando con pasión y energía. Esto es respaldado cuando nuestro personaje nos narra el gusto que sintió al tocar con Slash’s Snakepit en pequeños clubes después de los excesos de Use Your Illusion. Sin embargo cita los problemas de abogados, managers y el ego de Axl como los principales motivos para el fin de la banda.

No encontraremos una explicación ni juicios en contra de Axl, simplemente afirmaciones contra su misterioso y anti-profesional hábito de salir tarde al escenario, cancelar fechas, ó simplemente dejar de tocar a medio show. Actos que acabaron por desquiciar a fans y a Guns N’ Roses. Podemos concluir que nadie entiende la personalidad de Axl, ni siquiera alguien tan cercano como Slash.

Biografía esencial para cualquier interesado en la historia de una de las agrupaciones más grandes narrada por uno de los más talentosos y carismáticos personajes dentro de la historia del Rock.

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Etiquetas: , , , , , , , ,