Home

Noticias

Lamb Of God y Hatebreed: Noche de ‘Wall of Death’

No hay comentarios

Martes 10 de Abril de 2012
José Cuervo Salón
México, D.F.
Por Alfredo Huerta
Fotos: Guacamole Project

Sin duda este evento era de los más esperados para este 2012 y no defraudó a nadie.

En los alrededores del José Cuervo se respiraba un muy buen ambiente y con el paso de las horas el lugar se fue llenando con fans ansiosos por ver a sus ídolos interpretar los clásicos que los han puesto como bandas consolidadas en el género.

La velada comenzó en punto de las 8:00 pm con la salida del quinteto de Hatebreed liderado por Jamey Jasta. Hands of a Dying Man fue la elegida para abrir el concierto y los fans de la agrupación se entregaron desde el primer acorde.

El setlist estuvo repleto de temas que incitaban a la formación de mosh pits en toda la pista del lugar. I Will Be Heard, Last Breath, Smash Your Enemies, Live For This, Defeatist, Everyone Bleeds Now, Doomsayer y Destroy Everything fueron las más vitoreados por todo el público.

El quinteto de New Heaven, Connecticut, después de estar alrededor de 45 minutos en el escenario, dejó a todos los presentes con el ánimo a tope y con ansias de ver a la banda de Richmond, Virginia: Lamb Of God.

Randy Blythe, Mark Morton, Chris Adler, Willie Adler y John Campbell, hicieron su aparición en punto de las 9:30 pm y como era de esperarse “El recinto del Tequila” se vino abajo. Desolation y Ghost Walking, canciones de su más reciente material Resolution, fueron las primeras elegidas por la agrupación.

Para deleite de toda la gente que abarrotó el lugar, los clásicos se hicieron presentes: Walk With Me in Hell, Now You've Got Something to Die For, Ruin Hourglass, Omerta, Laid To Rest, Redneck y Black Label fueron las mas ovacionadas.

Mosh Pits por doquier y el ya famoso "Wall of Death" no faltaron en ningún momento. Como sucedió en su visita pasada al Circo Volador (2010), el tema bautizado como “México” se hizo presente gracias a los coros insistentes del pÚblico entre cada canción.

Aunque el audio (muchas veces criticado en este lugar) casi no falló, fue necesario resolver un problema con la afinación de la batería de Chris Adler después de haber interpretado los primeros cortes.

La entrega de cada uno de los fans cautivó de nueva cuenta a los estadounidenses, la cual aprovechó para grabar gran parte del concierto gracias a un integrante de su Staff que se encontraba en la parte derecha del escenario (junto a Mark Morton) y que de hecho también nos acompañó en la entrevista que hicimos horas antes a Chris Adler.

Este evento quedará grabado en la mente de todos los presentes y esperemos que la grabación ya mencionada salga a la luz como material extra en algún DVD de Lamb Of God.

Sigue a Metal Gods México en Twitter y checa la cobertura que hicimos durante el concierto.

Opeth: Prueban su Legado

6 comentarios

Domingo 25 de Marzo de 2012
Circo Volador
México, D.F.
Por Sergio Alvite
Fotos: Germán García

Son pocas, literalmente son pocas las ocasiones en que se goza de un concierto tan completo como el que dio Opeth el 25 de marzo, y eso que no estamos considerando el que no vimos, el de un día antes, el cual se dice fue aún más excelso.

La entrega del quinteto sueco fue sublime, todo en un ambiente de gloria gracias al juego de luces, la armonía de la banda y un sonido impecable; si la perfección existe, entonces debe ser delegada al ingeniero de sonido. Todo rodeó a Mikael Åkerfeldt y compañía, quienes viven para Opeth.

El Circo Volador volvió a servir de escenario para una grandeza que estaba por explotar y así aconteció al abrir con The Devil's Orchard del disco que para algunos sigue siendo polémico, Heritage, el cual revitaliza la pasión de Åkerfeldt por lo clásico. Siguió I Feel The Dark del mismo álbum, el cual tuvo gran peso en la noche pues de el se desprendieron otros cortes como Folklore, la cual celebró su país de origen, Suecia, con luces que reflejaron en lo alto los colores azul y amarillo; The Lines In My Hand y Slither fueron los que complementaron el período que acaba de iniciarse con Heritage; Slither fue dedicada al inmortal Ronnie James Dio, en quien se pensó al momento de componer el tema.

Opeth tampoco dejó de lado la agresividad, de hecho esta se impregnó en la que cerró, The Lotus Eater, una que en la primera noche no se deleitó a la par de otras que si repitieron como Deliverance, The Grand Conjuration y The Drapery Falls, todas ellas épicas, extensas y las que glorificaron la guturalidad de su intérprete. Mención aparte al guitarrista Fredrik Åkesson, quien fungió como orquestador de solos e instantes de regocijo en las seis cuerdas.

De una forma más discreta pero demoledora estuvieron el baterista Martin Axenrot y el más nuevo miembro, el tecladista Joakim Svalberg. El primero, a diferencia de su anterior visita a México, se lució en un kit de batería sobrio con un solo bombo, fiel a la tendencia que manejan en Heritage, sin embargo eso no lo detuvo en las canciones más acojonantes. Svalberg se desenvolvió de forma reservada pero cada que podía se levantaba con los míticos cuernos en ambas manos como símbolo de poder.

El genio de Åkerfeldt, como así se denominó sobre el entarimado a manera de broma y modestamente, se dio el tiempo para presentar a cada uno en el grupo sin dejar de lado al uruguayo Martín Mendez, el cual meneaba lentamente su cabellera en aquellas que lo merecían, como fueron las pausadas Burden de Watershed (2008), y otras de textura magnífica como Harvest del hímnico Blackwater Park (2001) y Windowpane, composición proveniente de Damnation (2003).

La noche por desgracia para nosotros terminó y Opeth continúa ahora hacia Sudamérica. Nadie, y casi puedo asegurarlo, salió insatisfecho tras dos noches jubilosas y enardecidas; Opeth constata día a día que un lugar en la grandeza está apartado para ellos, por lo menos así lo dieron a entender aquí.

SETLIST
The Devil's Orchard
I Feel The Dark
Burden
Slither
Harvest
Windowpane
The Lines In My Hand
Folklore
The Drapery Falls
The Grand Conjuration
Deliverance
ENCORE
The Lotus Eater

SETLIST (Marzo 24)
The Devil's Orchard
I Feel The Dark
Face Of Melinda
Slither
Credence
To Rid The Disease
Folklore
Heir Apparent
The Grand Conjuration
The Drapery Falls
ENCORE
Deliverance

Dimmu Borgir: Tres Colores

2 comentarios

Domingo 19 de Febrero de 2012
Circo Volador
México, D.F.
Por Samuel Segura
Fotos: Germán García

Continuamente, Shagrath golpeaba su corazón con el puño. Dos o tres golpes, uno tras otro, que no siempre significaban lo mismo. A veces marcaban el ritmo de las canciones y otras, agradecían a los hijos de Satanás. Su público. Aquellos que fueron divididos en el infierno –unos sentados, otros de pie- por unos demonios de rojo. El lugar donde todas las almas tenían cabida si estaban acomodadas. El lugar que cambió de color según el estado de ánimo de lo que allí se escuchó.

Verde
(Whispering voices summoning screams/Waiting for Satan to bless their sins)

Quince años tuvieron que pasar para que los hijos de Satanás escucharan en su entereza el Enthrone Darkness Triumphant para dejar escapar los gritos ahogados que permanecían en sus almas condenadas. Las primeras notas de Mourning Palace desataron en ellos la furia contenida. Los gritos seguramente llegaron a oírse hasta el paraíso porque le siguió Spellbound (By the Devil) y después In Death's Embrace. En el infierno se premia a los pecadores.

Los demonios de rojo tuvieron que actuar ante el desconcierto provocado por la música y ante el que ellos mismos causaban porque el infierno no es un lugar que necesite vigilancia. Los hijos de Satanás estaban consternados por su presencia sobreprotectora. Además de las eternas –como el diablo- fallas de audio, que se mejoraron conforme transcurrió el Enthrone…, del que también sonaron The Night Masquerade, Tormentor of Christian Souls y a A Succubus in Rapture. Todas. Algunas se escucharon mucho mejor que otras pero en el infierno se premian las injusticias. 

Rojo
(Left are the kings of the carnival creation/Carrying out the echoes of the fallen)

Cinco minutos esperaron los hijos de Satanás para que el concierto continuara. No resultaron los únicos divididos. Después del último segundo de Raabjørn Speiler Draugheimens Skodde, deseaban la segunda parte. Aunque el concierto pudo haber terminado ahí, ¿qué más se le podía pedir a Dimmu Borgir tras tocar completo el Enthrone Darkness Triumphant? Arropados con sus harapos grises, la banda descargó Vredesbyrd, Kings of the Carnival Creation; además de tres canciones de su último álbum: Ritualist, Gateways y la homónima, Dimmu Borgir. El infierno une a los caídos.

Azul
(The battle raged on and on/Fuelled by the venom of hatred for man)
 
La espera acabó. Y el concierto se fue con ella. Los demonios de rojo no pararon de alinear al público en sus filas, de alumbrarlos con sus lámparas, de arrearlos. La banda tampoco paró. Las cartas finales de Dimmu Borgir fueron Puritania y Progenies of the Great Apocalypse. Una vez saciada la sed, los hijos de Satanás pudieron partir. Mientras salían, con Perfection or Vanity de fondo, los demonios de rojo les indicaban hacia dónde tenían que ir. Pero eso también terminó. En el infierno también se sufre.

Ghost – EXCLUSIVA desde Chicago; 13 Dates of Doom

3 comentarios

Martes 24 de Enero de 2012
The Bottom Lounge
Chicago, Illinois
Por Lizette Orozco
Fotos: Christhian Ferenc Camacho

Dentro de la escena actual del metal existe una gran variedad de bandas con sus géneros y sub-géneros, mezclas particulares y estilos propios que las hacen únicas, algunas de antaño y otras que apenas comienzan y que se aventuran a las fauses de un basto mundo en el que lanzar un disco o realizar una gira puede ser su hundimiento o un salto en su carrera; tal es el caso de 13 Dates of Doom, una gira que se lleva a cabo por primera vez en norteamerica, la cual es bastante peculiar ya que esta formada por tres bandas contemporáneas y de diversos géneros que cuentan con una sólida base de fans alrededor del mundo. Ancient VVisdom, Blood Ceremony y encabezada por la banda sueca Ghost, recorren la costa Este empezando por Nueva York hasta la costa Oeste finalizando en California. Search & Destroy tuvo la oportunidad de presenciar este gran espectáculo en su sexta fecha que se vivió en Chicago, la ciudad de los vientos.

Los conciertos entre semana no son bien aceptados por la gran mayoria, pero el martes 24 de enero en The Bottom Lounge se anunciaba a la entrada el sold out para una velada prometedora. En punto de las seis de la tarde se inició el ingreso con una noche fría encima y nubes espesas que propiciaban una atmósfera adecuada para los asistentes que ya esperaban ansiosos por ver finalmente a Ghost en su primera visita a la ciudad.

Un escenario pequeño en un lugar íntimo dio la bienvenida a Ancient VVisdom, banda de Austin Texas integrada por Nathan Opposition, Ribs, Michael AVV y TA, quienes con su particular mezcla de rock, metal, folk y country al puro estilo redneck, abrieron el concierto con Alter Reality, preparando a los ansiosos asistentes. The Opposition, su  hit, Necessary Evil, Forever Tonight, Death’s Head y Devil Brain, sorprendieron a aquellos escépticos. Entre sus instrumentos, Nathan Opposition quien tambien es la voz, fusiona un machete en sus percusiones y para VVorld Of Flesh agregó cadenas para tocar los platillos y lograr un sonido estremecedor llegando al final de su presentacion con By Fire Light.  

Llegaba el turno de Blood Ceremony originarios de Toronto con Alia O’Brien en las vocales, órgano y flauta; Sean Kennedy en las guitarras, Lucas Gadke en el bajo quien particularmente apareció descalzo en el escenario para la presentación, y Andrew Haust en la batería. El lugar estaba lleno con alrededor de 500 asistentes a la espera del rock psicodélico de los 70 y la belleza de Alia con su flauta suave y caprichosa. The Great God Pan para iniciar invocando a los dioses antiguos como hace décadas atrás dentro de los bosques en Toronto. Hop Toad, Return To Forever, My Demon Brother, canción en la que la euforia de los asistentes se desató; The Witch’s Dance, I’m Coming with You y para finalizar su corta pero basta presentación, Oliver Haddo. Fue impresionante la conexión que el público tuvo en todo momento con la banda y aún más la presencia escénica que proyecta Alia quien robó el escenario con su marcada figura vestida de negro.

Ghost, banda estelar, originarios de Suecia que en el 2008 sacaron el demo/EP Elizabeth y un solo lanzamiento discografico Opus Eponymous, han creado bastante controversia, no sólo en nuestro país, sino alrededor del mundo donde se han dado a conocer por su particular estilo satánico y sus letras que giran en torno a rituales de la misma índole.

A la espera de su aparición, se escuchaban comentarios bastante diversos, desde los que ven a la banda como “fantocha” y estaban ahí por curiosidad, hasta los fanáticos que esperaban una gran presentacion por parte del Papa Emeritus y sus cinco Nameless Ghouls (cabe mencionar que uno de ellos no se presentó en el show debido a que estaba enfermo).

El reloj marcaba las 8:30 de la noche, los espectadores con cerveza en mano anticipaban a Ghost y entonces luces rojas que anunciaban el momento tan esperado iluminaban tenuemente el escenario y una capa densa de humo espeso lo invadía, los cuatro Ghouls aparecían a paso lento con sus sotanas tintas y capuchas que les cubren por completo el rostro, al unísono se manifestaba una introducción de cánticos gregorianos; tomaron sus instrumentos y se prepararon para la gran entrada del Papa Emeritus, quien con su casula negra de cardenal y franjas de cruces invertidas, guantes negros, su gorro papal que congrega una cruz invertida y la letra “g” como símbolo de la banda y su incensario, inauguraron el rito satánico con Con Clavi Con Dio durante el cual en forma de invitación al ritual, esparció incienso a los asistentes que estaban emocionados por ver finalmente a una banda tan particular que ya había pospuesto por distintas causas sus presentaciones en este continente. Su famoso sencillo Elizabeth a continuación; el Papa Emeritus preguntó como se encontraban sus súbditos esa noche, recibiendo gritos de respuesta como “Hail Satan”, “Satan, Satan, Satan”, "Ghost”. Prime Mover, Stand By Him hicieron retumbar el pequeño recinto, la euforia crecía entre los presentes y el calor, a pesar del frio invierno de la ciudad, se incrementó a la par del show. Death Knell y Satan Prayer dieron paso a la melódica e instrumental Genesis con sus acordes heavy proto-doom metal y la excéntrica presencia de los Ghouls en el escenario. Here Comes The Sun, cover de The Beatles fue sin duda una de las más coreadas, pero Ritual se llevó la mayor ovación de la noche. Ghost entregó un sonido peculiar, que a pesar de la falta de uno de los Ghouls en guitarra, sonaron brutal. El Papa Emeritus se acercaba a saludar a los asistentes que se encontraban cerca del escenario y hacía ademanes en forma de agradecimiento ya que su rostro no tenia expresion alguna. Al momento de retirarse del escenario un “Outro” sonó para despedir al grupo.

El público quedó satisfecho y lo demostró con una gran ovación a Ghost cuando ya las luces se encendían llegadas las 9:40 PM; así culminaba después de 50 minutos una de las presentaciones mas extravagantes, impactantes, envolventes y estremecedoras de la escena heavy metal actual.  

Entre la gente se pudo apreciar un gran desfile de playeras que incluian a Charles Manson, Rob Zombie, Brujeria; vestimentas negras, cabelleras largas que no dejaron de “headbangear” entre otros artilugios de distintas bandas.

“Más que concierto, obra de teatro”, se ha dicho de las presentaciones de Ghost, comentario realmente erróneo, ya que la banda muestra una gran entrega a la gente salirse de su papel de ritual excéntrico y su música con letras oscuras.

Cannibal Corpse: La Noche de los Muertos Vivientes

6 comentarios

Martes 13 de Diciembre de 2011
Vive Cuervo Salón
México, D.F.
Por Sergio Alvite
Fotos: Miguel Ángel Palafox

Fueron meses de anticipación para esta fecha que resultó un éxito en cuanto a la actitud de las bandas, su ejecutar y la asistencia. Es de apreciar lo bien que se ve un lugar lleno y disfrutando el show que estas tres agrupaciones estadounidenses entregaron.

Night Of The Living Death fue el motivo que reunía a los que se consolidan poco a poco, The Black Dahlia Murder, seguidos por el talento de Suicide Silence quienes siguen atrayendo nuevos fans al género, y los amos del death metal, Cannibal Corpse, quienes cada vez que pisan un escenario, confirman el legado que llevan construyendo desde hace más de dos décadas.

The Black Dahlia Murder inició con la masificación de destrucción. Increíble su ejecutar y sobre todo la energía de su cantante Trevor Strnad; cada vez que vienen a México encienden más al público. Su música irradia adrenalina y no fue la excepción esta vez. La banda viene promocionando su quinto y más reciente álbum Ritual, una oda al death metal, que en palabras de su cantante le provoca una satisfacción sin comparaciones; ello pudo expresarse en el Vive Cuervo Salón; además, el vocalista de Cannibal Corpse salió a bromear con el grupo, personificado con una máscara de chango, hilarante.

Sin muchos minutos de intermedio, Suicide Silence salió y emprendió la travesía de presentarse antes fans divididos; primero los que iban a verlos y luego a los de la vieja escuela. Con apreciaciones encontradas, igual animaron a la gente con un death fusionado con el metalcore y más, que en ocasiones se volvía monótono. Fue una buena noche para estos norteamericanos que cumplieron con un sonido casi perfecto.

Para entonces y en espera de la leyenda de Nueva York, el entarimado empezaba a desprender el hedor de la putrefacción con la manta trasera del logo de Cannibal Corpse, mismo que levantó alaridos. Minutos más tarde la hegemonía de los liderados por George “Corpsegrinder” Fisher y Alex Webster iniciarían con Evisceration Plague para luego aplastar cabezas y destilar clásicos que anteceden a su próximo álbum, el cual se estará editando en la primavera del 2012, tal como lo declaró minutos antes su cantante a nuestras cámaras, en una entrevista exclusiva y en video que publicaremos dentro de poco.

La hostilidad de los riffs y solos perduraba y no sólo ahí, el “slam” había detonado antes con TBDM, pero con Cannibal Corpse se volvió una locura. Quienes estuvieron en la parte inferior del Salón pudieron comprobarlo.

El sonido de Cannibal Corpse fue constante, aunque la tarola de la batería, a ratos, se volvió ausente; en general perduró la buena labor para el oído del asistente.

Concluyendo el set, Trevor de TBDM, salió a escena e interpretó junto a la banda el clásico, Stripped, Raped and Strangled (gracias a nuestros queridos lectores por la aclaración).

Noche redonda y a la vez descuartizada por un género que en nuestro país es amado a morir; de elogiar las circunstancias del evento, tiempos, sonido, logística. Gracias nuevamente a Eyescream Shows por esta cita y además por todas las facilidades para poder cubrir el evento, así como las entrevistas que pudimos realizar tras bambalinas con Trevor de The Black Dahlia Murder y con George Fisher de Cannibal Corpse.


Agora: La Noche del Heavy Nacional

5 comentarios

Viernes 25 de Noviembre de 2011
El Plaza Condesa
México, D.F.
Por Sergio Alvite
Fotos: OCESA/Nerea Basterretxea

Bien dicen que las cosas pasan por una sencilla razón, y todo lo que Agora vivió en los últimos cinco años desembocó en esta velada, la noche que los consolidó en la escena actual nacional como uno de los más grandes, comprobando que el esfuerzo, dedicación y trabajo rinden frutos.

El sexteto de metal progresivo presentó su más reciente disco, Regresa Al Vértigo en un Plaza Condesa que vió por vez primera a una verdadera agrupación de metal en sus suelos, y mejor aún, mexicana. En verdad esta cita denotó el ejemplo a seguir que es ahora la banda; Eduardo "Nat" Contreras así lo dijo al concurrido público, el heavy de nuestro país es una realidad y nada lo puede detener, ellos dieron fe de esta veracidad. Tan así fue que dieron oportunidad a una agrupación venidera, Ancestry, quienes desde Chihuahua inauguraron la noche con gran power metal cimbrado en la voz de su cantante Alex Gavilan. Buena presentación y sonido, mismo que así se mantendría para los estelares.

No sólo fue especial este concierto por su significado, también por que se grabó en DVD para su lanzamiento a mediados de 2012; la gente lo sabía y lo disfrutó, sus gargantas estallaron. Ilustre era ya la velada pero además ver entre los asistentes a músicos de bandas como AFK, Goatzilla, War Kabinett, Divine Sword y Glass Mind entre otros, denotaron el apoyo que hoy en día existe en nuestra escena, ¡excelente! Además, ex-integrantes de Agora como Bosch o Pablo Longi ahí estuvieron también.

A la par de la gran actuación que el grupo ofreció estuvo la producción, una odisea de luces y efectos que dieron más elegancia a esta magnificación progresiva, ingrediente que pocas veces se ve en un show de heavy con una agrupación de nuestras filas; por ello tan especial este evento.

Agora, a través de sus miembros, quienes lucieron intactos en su ejecutar, tocaron temas de todos sus discos, abarcando gran parte del que nos reunía, Regresa Al Vértigo, pasando por su debut Segundo Pasado, material que precisamente este año cumple su décimo aniversario, inyectado por la pasividad y a la vez ferocidad de Zona de Silencio y la nostalgia de Silencio Acústico, hasta el enardecido RAV.

Hombre Máquina, Refugio Vital, 365, Regresa al Vértigo, Una Sola Palabra, Dunas de Mar, Segundo Pasado, 1000 Futuros y más, fueron algunos de los temas que sonaron esa noche, además de apariciones especiales y un escenario esplendoroso.

Daniel Villareal al bajo mostró madurez, aquella que se avistaba desde las primeras aportaciones en la gira de Zona de Silencio; Manuel Vázquez, consolidado en su instrumento al igual que Sergio Aguilar; Lalo Carrillo, indenme a las percusiones, mientras que Héctor Barragán a los teclados convirtió su discreto estandarte en una exaltación sonora. Todo un frontman a seguir es "Nat" Contreras, quien incluso se dio el lujo de invitar a fans a cantar 1000 Futuros sobre el entarimado.

Agora parece haber completado un ciclo de conquista en México; le sigue América Latina y esta sólo está a espera de ellos…

Tal y como lo dijimos en la cobertura que realizamos en vivo a través de Twitter, esta fue la noche del metal nacional, por lo menos de la nueva era.

Gracias Agora no sólo por su música, sino porque fueron, han sido y son, una de las pocas bandas que apoyaron en todo momento a S&D.