Home

Noticias

314_photo

Rotting Christ en concierto en el Circo Volador

No hay comentarios

314_photoPor Miguel Cuellar

Este próximo sábado 10 de diciembre se presenta en el Circo Volador Rotting Christ, una banda que a lo largo de una trayectoria de casi treinta años ha transformado innovadoramente al sonido del metal. Con una producción de 13 álbumes, Rottign Christ ha transitado del black y death metal a los sonidos góticos medievales, industriales y experimentales; así se ha convertido en una de las bandas que constantemente han renovado al género metalero extremo.
Después de tres años, esta banda de origen griego vuelve a tierras mexicanas para presentar su disco Rituals, su mas reciente producción aparecida en febrero de este año. El público chilango podrá escuchar en vivo la madurez musical que Rotting Christ ha alcanzado con este nuevo álbum; el Circo Volador será conmocionado por la violencia fusionada con una armonía oscura, solemne y sublime que este cuarteto griego ha logrado en su más reciente producción.
Antes de que los helenos de Rotting Christ aborden el escenario para tañir los acordes de satanás, la misa negra iniciará con cuatro bandas abridoras: Ison, Opus Diaboli, Kadath, Zamak. La cita es el sábado 10 de diciembre, a las 17:30; los boletos están a la venta en la taquilla del Circo Volador; informes en el siguiente número telefónico: 57 40 90 12.
314_photo

mhbyrebecamartell copy

Machine Head pateando traseros en el Circo Volador

No hay comentarios

 

TXT: Bobber Péres   FOT: Rebeca Martell – Archivo Search n Destroy

Machine Head es una de las más grandes bandas de la historia del Heavy Metal y el Rock.Tal vez muchos no compartan mi opinión, y es obvio que muchos no lo ven así en México ya que Machine Head tuvo que tocar en un Circo Volador que con trabajo se lleno a la mitad. Tal vez un poco decepcionante para una banda que esta acostumbrada a hacer giras por grandes arenas en el gabacho y encabezar algunos de los más importantes festivales europeos. 

En México sigo oyendo a gente decir que MH toca "nu metal"! Si, ok, tuvieron un par de discos -que para nada son malos- donde experimentaron un poco ( o tal vez mucho) con el pop, rock y rap que sonaba a finales de los noventa pero muchas bandas de la época lo hicieron, incluídos Destruction y Kreator, por mencionar algunos. 

En la historia de la banda, hay un parte aguas en el año 2003 cuando sale el disco Through The Ashes of The Empires en donde el grupo finalmente consolida su estilo actual, combinando una variedad de influencias de Thrash, Metal, Rock y hasta un poco de Pop, entregando un material sólido bien compuesto, y ejecutado, grabado y producido impecablemente. Si no conocen ese disco o cualquiera de los tres que salieron después, en especial The Blackening que es una absoluta obra maestra, entonces no saben lo que hoy en día es Machine Head.

En el 2015 la agrupación se embarca en una gira que los llevará a partes del mundo en las que nunca han tocado o que tenían mucho tiempo de no visitar, entre ellas obviamente nuestro país, además del resto de Latino América, Europa del Este, Oceanía y Asia. Y a pesar de que Rob Flynn, vocalista, guitarrista, líder – y ahora que salió Adam Duce-, único miembro original, tuvo que someterse a una cirugía de vesícula biliar hace a penas unos diez días, la banda llega a México a comenzar dicha gira en perfecta forma. Guadalajara, Monterrey y México son las ciudades que visitan en esta ocasión que esperamos no sea la última.

La Ciudad de México fue la última de las tres fechas mexicanas y en donde se presentarían en el lugar con mayor aforo de los tres, aunque ya se mencionó que no hubo la convocatoria que se esperaba. Y no fue el único problema. Hubo un retraso de una media hora, al parecer, debido a una falla en la planta de luz que alimentaría el escenario. Afortunadamente el asunto se resolvió bien, y las bocinas del PA comenzaron a sonar, primero con la música que usualmente se escucha mientras uno espera a que comeinenzen este tipo de eventos y luego con el volumen aumentando paulatinamente comenzamos a escuchar Diary of a Madman de Ozzy Osbourne. 

Hacia la mitad de la rola el volúmen ya es cosa seria y empieza a ser acompañada por las luces del escenario, el apoteósico final de la rola con todo y su famoso arreglo coral, suena con todo y ya todos estamos listos para lo que viene, el primer concierto del gran Machine Head en el pobre y desgastado D.F. 

Termina la rola de Ozzy e inmediatamente se escuchan los primeros acordes de Imperium, la canción que abre el ya mencionado TTAOE. Y entran los montruosos redobles de talora de Dave Mc Clain para crear toda al tensión requerida y asi, para cuando Rob grita HEAR ME NOW, la noche por fin explota, con una letal descarga de riffs de la más alta manufactura. Seguiría Beautiful Morning de The Blackening, su album más aclamado. Coros llenos de melancolía sobre una base rítmica machacante y devastadora. Un solo de guitarra relamapagueante a cargo del maestro Phil Demmel sobre un riff super brutal. Now We Die que abre el nuevo disco, Bloodstone & Diamonds donde experimentan con riffs que incluyen más notas y melodías, y por primera vez incluyen un cuarteto de cuerdas que en vivo se oye en un sampler. Una gran rola que a penas empieza a crecer en quien escribe esta reseña. Bite the Bullet segunda rola del TTAO con su riff atronador y ese tono demencial en la voz que a Flynn le gusta dar en ciertas rolas de la banda. Locust del penúltimo album llamado Unto The Locust, en donde vienen rolas como esta que realmente suenan a clásicos del Metal, a pesar de haber sido grabadas hace relativamente muy poco tiempo, – en el 2011-, la introducción magistral con guitarras limpias y el bajo llenando todo el espacio, tremedo break de bataca dándole entrada al riff principal. Si escuchar la versión en estudio es impresionante, en vivo fue realmente un extásis

From This Day de The Burning Red uno de esos discos de transición que mencioné anteriormente, con un coro pegajosón y hasta bailable que sirve de repiro y en el que Demmel – que no grabó ese disco-, hace un arreglo muy interesante que le imprime más metalerez a la rola. Sigue Ten Ton Hammer que se autodescribe perfectamente. Un pinche mazazo musical en plena jeta, incluido en su segundo disco llamado The More The Things Change. Demmel atravesándonos los oídos con su feedback implacable. A continuación, dos más del UTL, primero, This The End con su coro súper melódico montado sobre un riff complicadísimo donde Flynn demuestra su maestría en el díficil arte de cantar y tocar riffs de metal en guitarra. Impresionante. Y Luego a mitad de la rola el intercambio de solos y coros de guitarra al mejor estilo de los grandes maestros, Scott Gorham y Brian Robertson, o Downing y Tipton. En serio, no exagero. 

Como si no fuera suficiente, todavía faltaba lo mejor. 

Pero primero, un respiro. Flynn saca su guitarra acústica y empieza a rasgar continuamente un acorde, el acorde con el cual empieza Darknes Within. Pero no hay prisa. Rob tiene ganas de charlar un poco. Habla de lo emocionante que es para ellos la gira que comienzan en México, la cual es absolutamente MH, con un set de poco más de dos horas de duración y sin grupos abridores que los ha de llevar a lugares nuevos para ellos y que significa un gran reto en la carrera del grupo. También habla un poco de los problemas técnicos que tuvieron al principio del evento y como alcanzaban escuchar, atrás en los camerinos como la gente ansiosamente e impaciente pedía que ya saliera la banda al escenario. Todo esto mientras seguía tocando el acorde mencionado haciendo que cada vez tuvieramos más ganas de ecuchar la canción. Y así como si nada comienza a cantar, solo Rob y su lira como cualquiera de los weyes que se suben al metro. Poco a poco se van integrando los demás instrumentos hasta que explota el coro:
WE BUILT CATHEDRALS TO OUR PAIN, ESTABLISH MONUMENTS TO ATTAIN FREEDOM FROM ALL OF THE SCARS AND THE SINS, LEST WE DROWN IN THE DARKNESS WITHIN. Genial, todo un pinche himno que habla del santuario que significa la música, nuestra música, el refugio que nos proporciona y la fuerza que nos da para no caer en el abismo y poder seguir adelante. Chingada Madre! Que pinche rola!!! Cada rola es una verdadera Catedral a la que nos dirijimos cada vez que parece que ya no podemos más, saliendo renovados y listos para repartir más madrazos.

Y siguen los madrazos, Bulldozer, única rola que tocaron del Supercharger, el otro disco "experimental". Una rola muy poderoso con un riff que es metal absoluto, eso sí, con un ritmo ligeramente brinca-brinca que en la forma en que ellos lo manejan, queda bastante bien. Demmel se vuelve a lucir con el arreglo dejando en claro su importancia en el sonido de la banda, y lo determinante que fue su inclusión para la dirección que tomaron a partir del 2003. 

Killers and Kings, también del disco nuevo que salió el año pasado y que trata un poco el tema de la famosa serie de libros Game of Thrones, escrita por el legendario escritor de ciencia ficción, George R. R. Martin. Me parece que es la mejor rola del disco, con un ritmo rápido y consistente, riff complejo otra vez pero muy efectivo. Coro fácil de recordar para poder ser disfrutado durante las borracheras.Todo apoyado por la maestría de McClain quien no baja un gramo de intensidad en su pegada. El solo de Demmel fabuloso, a la altura de los grandes. Y el momento es preciso para que nos suelten la que tal vez es su canción más famosa, Davidian, incluida en su primer albúm Burn My Eyes del 94 y que en aquella época fue ampliamente promovida por el Head Bangers Ball de MTV. Y al grito de LET FREEDOM BREAK WITH A SHOTGUN BLAST,  el Circo Volador se vuelve un chingado manicomio! Si es que todavía alguien andaba medio cuerdo. Los más jóvenes y otros no tanto dándose en la madre con todo en el moshpit, hasta que llega la parte en que el riff baja de velocidad, más no de intensidad con un sonido como el mejor Sabbath que pudieras tener.

Bien podría haber acabado todo ahí y nadie se hubiera quejado, pero Machine Head es un grupo que busca, puede ser y tal vez ya sea uno de los grandes por lo tanto hay que ofrecer un set como los grandes y menos de dos horas es inadmisible para cualquier banda que pretenda estar a la altura de los Maiden, Priest, Rush, Metallica, etc. Asi que todavía nos esperaba otra buena dosis de buen rock pesado como solía yo decirle en mi infancia. 

Now I Lay Thee Down, del Blackening, progresivona, de medio tiempo, muy melódica con arreglos y estructuras interesantes, la línea de bajo muy presente durante toda la rola, momento ideal para el lucimiento de Jared McEachern el miembro más reciente logrando bastante bien la nada fácil tarea de llenar los mega cacles del gran Adam Duce quien recientemente salió de la banda en aparentemente no muy buenos términos. Lástima, porque estuvo desde el principio en Machine Head y su sonido siempre fue básico en todos los albúmes.Y también, más coros de lira al estilo Thin Lizzy, Priest, Maiden, etc. El sonido clásico de la Gibson Flyng V de Flynn, complementándose perfectamente con la Jackson onda RR de Demmel con un sonido más merol. Juntos formando un bloque guitarrístico sólido como el pinche acero. Aestethics of Hate del mismo disco, mucho más poderosa y muy popular entre los fans del grupo, dedicada a Dimebag Darrell, quien hace poco cumplió once años de haber sido asesinado cobardemente mientras tocaba con su banda Damageplan. Cambios de ritmo brutales hasta que llega el final de la rola, con un feedback, que son como agujas que se van incrustando en el cerebro por todas partes. Game Over del nuevo disco que comienza con el riff de guitarra solo, ejecutado perfectamente bien por Flynn durante aproximadamente un minuto, hasta que entra la banda completa. Buena rola que aun no he tenido chance de asimilar bien, pero que creo que ira creciendo en mí, conforme pase el tiempo.

Dos rolas más para terminar. Old segunda rola del BME. Como Davidian, muy conocida por la gente. Un riff impresionante como para destrozar las muñecas de quien lo intente dominar, parones y cambios de ritmo inesperados que rompen el cuello de cualquiera que se quiera poner a la altura. Finalmente llego el momento para Halo. Una canción que yo considero una total y absoluta obra de arte. Posiblemente, en mi humilde opinión el momento más alto del grupo. Una rola que incluye todo, un riff melódico de guitarras a dúo como imitando un sintetizador tipo Gong o Tangerine Dream, seguido por un riff rítmico ejecutado en Drop D, como todas las rolas del grupo, para que no pierda un milimetro de groove llegando a un coro vocal apoteósico, estas tres ideas desarrollandose de manera distinta durante los más de siete minutos que dura la rola – pasando por solos de ambos guitarristas que se van intercambiando como si fueran danzantes en una pinche nave espacial que perdió el rumbo y va directamente hacia un chingado agujero negro. 

Feedback atmósferico y opresivo a madres y terminando con el riff rítmico a todo lo que da la bataca de McClain que no pierde un solo golpe en toda la tocada. Y que la verdad, me decepcionó un poco que no hubiera hecho un solo de bataca. Normalmente me aburren y ahora que si quería que hubiera, no hay. Pinche vida. De hecho solo Demmel tuvo un momento de solo. La verdad no recuerdo después de que rola, y que consistió en puro manejo de feedback que es algo característico en esta banda. Nada de pirotecnia estilo Van Halen.

Y así, con puro feedback, terminó todo. Salieron todos los miembros del grupo aventando plumillas y baquetas, prometiendo volver pronto. Todavía me quede parado unos minutos más, como aturdido de la tremenda descarga de rock que había recibido. De ROCK. Como antaño.Como en los ochentas cuando soñabas con ver a Maiden, Priest, Van Halen, Deep Purple, Sabbath, Rush, Kiss, UFO,Thin Lizzy. A ese rock me refiero, Ese rock que siento que cultiva MH, sin tener que volverse un grupo retro o de covers, MH es un a banda que intenta recuperar esa escencia. Cuando no había tantas etiquetas, escenas, poses. Cuando todo era rock. Rock pesado. Ese tipo de expectación provocó en mi Machine Head. 

Fue como la primera vez que ví a Van Halen que fue el primer grupo grande que ví allá por el 92, ese mismo año también vino Maiden y Sabbath. Gran momento. Y eso me dió esa tocada. Ese momento mágico de ver un grupo grande por pirmera vez que ya no recordaba. Sí, ahora nos clavamos en el underground y en bandas desconocidas. Algunos formamos las propias que tampoco nadie pela. Nos sentimos especiales porque conocemos bandas super raras. Todo eso está chido, pero si no fuera por bandas como las que he mencionado no hubieramos llegado a nada eso. Al menos yo no. Y por eso les sigo rindiendo tributo, Y para mí Machine Head es una de esas bandas, aunque ya en una etapa tardía mantiene viva la flama y el espiritú del rock´n´roll al estilo antiguo y callejero.

HAIL MACHINE HEAD!!!!!!!!

DESTRUCTIONMARTELL

DESTRUCTION en el FORO INDIE ROCKS!

No hay comentarios

TXT: Bobber Péres FOT: Rebeca Martell / Archivo Search and Destroy

Una vez más Destruction en México. DESTRUCTION es una de las bandas que más ha visitado nuestro país y esta vez ha iniciado una gira que abarcará varias ciudades mexicanas. La última vez que yo había tenido oportunidad de presenciar su show fue en el ahora ya lejano (gulp! como pasa el tiempo!) 2002. Asi que ya era necesario darle una nueva checada a este grupo, que es una de las grandes leyendas del Thrash alemán y uno de los llamados tres grandes teutones junto con Kreator y Sodom.

Un poco después de la diez de la noche, Schmier, Mike y Vaaver tomaron el escenario, dejando claro que venían con toda la intención de destrucción. 

Primero, la famosa introducción de Curse The Gods hizo explotar a la banda abriendo el show con su rola más famosa (la cual, forma parte de su disco más alclamado, Eternal Devastation)  para poner a la audiencia a tope desde el principio. 

La mesa estaba puesta para todo un banquete de riffs diabólicos y psicóticos, con sus repectivos solos espeluznantes y crispantes a cargo del maestrazo Mike, aderezado con las líneas de bajo machacantes y demoledoras del súper rocker Schmier, todo soportado por una batería brutal, precisa y sólida -ejecutada por Vaaver,  el "nuevo" . 

Vendrían las dos clásicas de la nueva época: Thrash Til Death y la poderosísima Nailed to the Cross del disco The Antichrist. Me parece interesante el tratamiento que le da Vaaver a los himnos antiguos de la banda como Mad Butcher con ritmos y golpes contundentes y precisos acercándolos al sonido que maneja la banda hoy en día. Personalmente, prefiero el estilo más caótico y arrastrado del baterista original, Tommy, aunque no tuviera la proficiencia técnica del baterista actual.

Armagedonizer continuaría con la descarga metálica y después de hacer un llamado a la unión de todos los que gustan del Metal Pesado, nos golpean con Eternal Ban y Life Without a Sense dos piezas más del súper clásico y ya mencionado, Eternal Devastation. Spritual Genocide rola que da título al último disco de Destruction demostrando que el grupo sigue teniendo una vena creativa que los mantendrá vigentes bastante tiempo más.

Otro momento estelar de la noche, sería cuando por las bocinas del PA, se deja escuchar la fabulosa Beyond Eternity,  que es la introducción para la magnífica Release From Agony y, que permite poder apreciar toda la fuerza guitarrística de Mike blandiendo su Dean con el devastador riff con el que empieza la rola y más adelante la ejecución de un solo, que recuerda una época del grupo en que empezaban a explorar nuevas direcciones musicales. 

Destruction es uno de los grandes genios del género, al que siento no se le ha dado el reconocimiento que han tenido otros de su mismo nivel. Luego, Carnivore, rola que habla acerca de una mujer psicópata, dedicada por Schmier a todas las asistentes – que por cierto no eran pocas.

 

Hate My Fuel del disco Day of Reckoning, seguiría con la misma tónica devastadora y machacante para dar paso a un excelente solo de bataca dándonos una muestra más de su destreza y su tempo perfecto. Sin mayor preámbulo, entra Tormentor en su versión 2015 a toda velocidad, Schmier tupíéndole con todo a su Dean, para que el personal deje todo en el mosh pit. Otras dos más del Infernal Overkill, Invincible Force y Antichrist. Schmier nos pone a votar para saber cual queremos escuchar primero: Devolution cierra el bloque dejándo a todo mundo sin aliento, pero queriendo escuchar más.

Y como introducción para el encore tenemos el tema de la película Psicosis de Alfred Hitchcok, que sirve de entrada para Total Desaster del album Sentence of Death, todo un clásico en los conciertos de Destruction. The Butcher Strikes Back y finalmente la esperada Bestial Invasion y sus riffs demoniacos para cerrar magnifícamente una gran noche de Devastación Eterna y Matazón Infernal.

Destruction es una gran banda que está totalmente a la altura de su reputación y que además, no se limita a vivir de sus glorias pasadas, siguen sacando discos y haciendo giras por todo el mundo en escenarios grandes y pequeños. Personalmente, no me gustan tanto los discos nuevos, como los de la primera época – a pesar de estar mejor producidos-, pero si creo que es material que vale bastante la pena y que puede que tenga mucho más calidad que el que han sacado otras bandas que reciben mucho más publicidad y espacio en la prensa metálica. Hail Destruction!!!!

3585 copy

DARK TRANQUILLITY de regreso a casa…

No hay comentarios

Con motivo de la próxima gira de Dark Tranquillity en México, recordamos la última vez que los vimos en acción, con la reseña del concierto con el que dieron cierre, a una vuelta más por el planeta en Diciembre de 2012. 

 

Gotemburgo, Suecia.

Rebeca Martell Txt/ Fot

 

Dark Tranquillity se encuentra en una extensa gira de presentación del nuevo álbum Construct, que fue lanzado a principios de este año. Esta gira les ha llevado a través de toda Europa, y el 10 de Diciembre, la banda regresó a su ciudad para tomar un respiro antes de partir hacia América, el año entrante.

 

Los teloneros el quinteto Sueco Darkane, no fueron una presencia forzada: a pesar de no ser demasiado grandes, tienen su público y desempeñan dignamente una mezcla de  death metal melódico y thrash técnico. Presentaron su nuevo álbum: The Sinister Supremacy, que no es solamente el primer álbum de Darkane en cinco años, sino el regreso del vocalista Lawrence Mackrory, quien grabara el debut del grupo en 1999: Rusted Angel. 


 Dark Tranquillity es sin duda un favorito, y verles cerrar una gira en su ciudad natal, no puede ser más afortunado. Estar en primera fila y sentir su presencia física nunca puede estar de más. 

 

Dark Tranquillity pionero del género, representa escena del metal de Gotemburgo y por ende reventó el céntrico bar, la noche del martes, llenándolo completamente. El público estaba hambriento de una buena dosis de metal melódico de la vieja escuela. Entre los presentes había fans que los siguen desde la adolescencia o que volaron desde Italia para éste show, así como  integrantes de bandas locales como Avatar, At the Gates y Bloodlit.

 

Dark Tranquillity, cerró la gira con tanta energía, pasión y entrega, que calentó el gris diciembre en Gotemburgo. Al principio, la banda parecía estar muy concentrado en tocar, excepto, por supuesto, el furioso Mikael Stanne. La distancia entre el escenario y la gente era mínima, para que la audiencia y Mikael pudieran comunicarse, lo que funcionó perfectamente durante el show. El primer invitado especial, fue el guitarrista Fredrik Johansson, quien compartió el escenario con la banda por primera vez en 15 años, para tocar Silence, and the Firmament Withdrew.

 

Al fondo, grandes pantallas mostraban vídeos de DT o infografías relacionados con las canciones; algunas líneas del coro se proyectaban en la pantalla a manera de manifiesto, añadiendo valor a la producción.

Pero DT tenía más sopresas para sus seguidores, otro artista invitado, fue Mariangela DeMurtas de Tristania, quien viajó directamente desde Costa Rica, para interpretar a dueto con Stanne, tres canciones en ésta presentación.

 

El set list fue una afortunada mezcla de cosas nuevas, versiones raras y sus canciones más conocidas, cerrando el círculo auréo de este maravilloso concierto.    



Setlist: 
01. The Science of Noise 
02. White Noise/Black Silence 
03. What Only You Know 
04. The Fatalist 
05. The Silence in Between 
06. Zero Distance 07 Punish my heaven
08. The Wonders at Your Feet 
09. Iridium 
10. Silence, and the Firmament Withdrew (con Fredrik Johansson)
11. Terminus (Where Death Is Most Alive)  
12. State of Trust 
13. Endtime Hearts 
14. ThereIn 
15.A Bolt of Blazing Gold (con Mariangela DeMurtas )16. 
UnDo Control (con Mariangela DeMurtas)  17. The Mundane and the Magic (con Mariangela DeMurtas ) 18 Final Resistance Encore 19 Lost to Apathy 20 Misery's Crown.
Aerosmith+achboeonsehotamdotk

Aerosmith espera a sus seguidores mexicanos el domingo.

No hay comentarios

 
 
 
 
 

Todo listo para el concierto de Aerosmith en México.

El domingo 27 de Octubre, la legendaria banda de Boston se presentará en la Arena Ciudad de México.

Aquí un saludo en video que la banda grabó para saludar a sus fans.

 
<center> <iframe width="500" height="270" src="//www.youtube.com/embed/OHKAeWLhSYw" frameborder="0" allowfullscreen></iframe> </center>
20100517053053

Dream Theater – Images And Words

8 comentarios

20 Años de Imágenes

Por Sergio Alvite

Dream Theater
Images And Words
(1992
)

A 20 años de aquel gran álbum de Dream Theater que sembraría la raíz de una carta explosiva repleta de rock progresivo dentro del heavy metal, es considerada toda una referencia del casamiento entre las palabras “metal” y “progresivo”, pues era raro relacionar estos dos términos.

En un 1992, año en que el metal progresivo no vislumbraba en el horizonte comercial de la música, ni siquiera en MTV; fueron tiempos en que Countdown To Extinction de Megadeth constataba su poder con esa alineación clásica del grupo; Fear Of The Dark de Iron Maiden se tornaba casi himníco, aunque con un sonido más orientado a la comercialización; The End Complete de Obituary se convertía en el álbum más vendido del death metal; Vulgar Display Of Power de Pantera energizaba a las masas con temas como Walk; Revenge de Kiss presentaba al grupo tras la muerte de Eric Carr y con un sonorizar heavy en su apariencia y actuar.

Dream Theater prepararía con anticipación y tras un fallido intento con el vocalista Charlie Dominici, en el primer disco de la banda, un álbum que les diera el empuje necesario para su proyección deseada como agrupación de nivel internacional.

Al haber firmado con una disquera importante como lo era Atco, las posibilidades eran amplias y ambiciosas, pero por supuesto había condiciones, y una de ellas fue asignar a David Prater para producir el material. Prater, músico y ex-baterista de Carlos Santana, había trabajado con agrupaciones de soft-rock como Firehouse.

“Hacer 'Images And Words' con David Prater fue una completa y maldita pesadilla,” asume Mike Portnoy, baterista y fundador de Dream Theater. “Trabajar con este imbécil fue una tortura. Estábamos increíblemente fascinados por finalmente tener un cantante y un contrato discográfico y estar de regreso en el estudio, pero apenas sabíamos que otra montaña se nos venía encima”.

Portnoy continúa: “Estábamos escribiendo música que sonaba como Metallica ensayando con Yes o Rush, así que alguien tenía que proveer ese empuje hacia lo comercial o desaparecería en la nada. Así como David Prater es uno de mis seres humanos menos favoritos en el planeta, tengo que darle crédito por eso."

Antes de entrar al estudio, el grupo se enteró que la canción, A Change Of Seasons, había sido descartada por la disquera para su grabación; una ópera épica y progresiva que Dream Theater consideraba su canción más fuerte hasta el momento, pero que ahora piensan fue lo mejor, pues iba a ser difícil digerir un tema de 22 minutos de extensión para ese tiempo.

Años después, el conjunto progresivo se enteraría que su sello tenía intenciones de reemplazar a su vocalista James LaBrie, por un tal Robert Mason; Prater mientras tanto, culpaba al en ese entonces tecladista Kevin Moore, de tocar mal, lo hacía ver como un tonto.

Completado el LP, Dream Theater había concluído un redondo ecuánime, y en contra de todas las tendencias del momento. Images And Words era producto de la vanguardia musical inyectada por inteligentes arreglos y vocales de agasajo orgánico.

Esta producción fue punto y aparte. Nadie voltearía más atrás. El metal y el progresivo habían formado un matrimonio, y la recepción fue Images And Words. Metallica en …And Justice For All y Iron Maiden en Seventh Son Of A Seventh Son habían flirteado con el estilo, pero Dream Theater se inundó en el al conquistarlo.

Pull Me Under, inspirada en la obra de Shakespeare, Hamlet; Metropolis – Pt. 1 (The Miracle And The Sleeper), basada en Romulus, fundador de Roma; o la emotiva Learning To Live con relación al sida, destruyeron el candado para futuras promesas sedientas del estilo.

El track con el que abre IAW, Pull Me Under, se convirtió en sencillo sin ninguna pretensión de sonar en radio, o cuyo video fue programado cotidianamente en Headbangers Ball de MTV.

Mike Portnoy agrega:

Las canciones del álbum son atemporales, pero por supuesto tengo ciertas inconformidades con la producción."

El baterista introducido ya años después de este CD al Salón de la Fama de la revista Modern Drummer, concluye:

“En general, 'Images And Words' fue importante para nosotros y muchos otros más. Bandas en el rango de Opeth hasta Avenged Sevenfold nos han citado como una gran influencia para ellos, abriendo puertas para Mastodon, Porcupine Tree, Tool y The Mars Volta. Fue en verdad el inicio de algo grande.”

Heathen - Breaking The Silence

Heathen – Breaking The Silence

2 comentarios

Quebrantando la Tranquilidad

Por José Luis Cano

Heathen
Breaking The Silence
(
1987)

Uno de los clásicos exponentes del thrash de la 'Bay Area' hizo un debut muy bueno con este disco que muchos le besan los pies como lo máximo de lo máximo.

Death By Hanging es de esas rolas thrash que uno puede mencionar como ejemplo del género: poderosa, rápida, dinámica. La voz, sin ser rasposa ni a grito pelado, es la idónea para la música de Heathen. Pero si uno se apantalla con la primera, más apantallado queda con la segunda, Goblins Blade, que tiene las mismas características de su predecesora, pero se oye un poco más veloz y poderosa, muy cerca del speed metal.

No hay que perder de oído el intercambio de solos de guitarra. Siendo el grupo unos confesos seguidores de grupos hardcore, pues en la música meten esa agresividad, pero mucho más metálica como en la pesada Open The Grave, que está hecha al molde del heavy y power metal, pero con ese sonido especial de las seis cuerdas que la torna más dura.

Lo que sí podría decir es que la producción le queda chica a la música del grupo, pues bien pudieron haberle dado un poco más de peso para que el efecto fuera terminal. Pero bueno, no hay que ponerse exigentes, pues cosas como Pray For DeathBreaking The Silence no dejan lugar a duda de que este es un grupo de poder y alto decibel sin tener que sacrificar técnica, que tampoco es precisamente lo que más abunda en el LP. Set Me Free es un cover poderoso de la original de The Sweet, y que sí les quedo bien thrash sin que perdiera su esencia. Igual lo que no me gusta mucho es que estos músicos hacen las rolas largas, más de lo debido en mi opinión.

El buen detalle de meter una guitarra acústica en el principio de World's End le da un aspecto variado pues lo que sigue es metal agresivo como el resto del disco, speed/thrash que tiene ciertas influencias de Metallica, obviamente viene a ser de las mejores canciones del disco al igual que Save The Skull.

Insisto, si no fuera por la producción que debió de haber quedado más clara, este material hubiese sido aún mejor. Mas no hay que irse con la finta, este redondo, en mi opinión, superó al 90% de lo que apareció en la famosa 'Bay Area', Forbidden y Violence incluidos.
 

Kreator - Endless Pain

Kreator – Endless Pain

5 comentarios

Dolor Sin Fin

Por José Luis Cano

Kreator
Endless Pain
(
1985)

Sé que este disco ya lo oyeron todos, pero no podía evitarlo. Pues la leyenda de Kreator empezó con este sensacional disco, todo un thrash de agresividad  que a muchos en los Estados Unidos no le gustó, pero ni quien los pelara. Sólo un puñado de sordos no pueden apreciar la magnificencia de rolas como Endless Pain y su cruda velocidad o la aniquiladora Total Death.

Muy mal que no se hayan incluido los textos de las canciones en la versión LP. Ya sé que no hablan de cosas profundísimas, pero pues haberlas leído en su momento mientras se oía el disco hubiera sido increíble. Me tuve que conformar con la foto del grupo que viene incluida. Ese doble bombo de Storm Of The Beast y sus consiguientes riffs cortantes son de verdad para no olvidarse, como menos se puede olvidar la devastación sónica de Tormentor y su coro donde Mille literalmente ruge como bestia al igual que en Son Of Evil, pura potencia thrash/speed. No sé cómo le hicieron para escribir un track tan poderoso como Flag Of Hate, pero que bueno que lo hicieron pues es una rola que rompió varios cuellos con su ritmo y rapidez.

No hay porque mentir: la producción del loco Horst Müller no está de altura, como si lo estuvo con otras bandas que trabajó, pero eso se borra con la calidad destructiva que tiene el grupo. Que gran paso dieron de sus demos a este disco debut, refinaron al máximo la agresividad, y aún la que llega a ser más leve Crywar, es un dechado de violencia y dolor infinito. Otra lección de thrash es la imperdonable Bonebreaker, la cual ha sido imitada, pero nunca igualada. Hay veces que no sé cuáles vocales están mejor, si las de Ventor o Mille, pero como éste último es el que está de planta en ese puesto, pues igual hay que irle a él. Y los riffs robados a Slayer (según algunos) no los he localizado al momento, y sin embargo sigo disfrutando de los cortes finales Living In Fear y Dying Victims, par de rolas que los fans han ignorado de la manera más fea, y que son de verdad la gran cosa en el difícil arte del thrash metal. Este acetato es una de las cúspides del thrash, y el que no lo haya oído no sabe lo que es esta música, así de fácil.

20100511050835

Celtic Frost – Monotheist

2 comentarios

El Celta y su Culto Monoteísta

Por Antonymous Ayala

Celtic Frost
Monotheist
(
2006)

Nació, creció, murió y resucitó de entre los muertos, pero no, no es la popular historia de un nazareno. Me refiero a su majestad Celtic Frost, el hijo predilecto de Thomas Gabriel Warrior y Martin Eric Ain, cuya gestación fue Hellhammer, de vida efímera a principios de los 90 y que con la publicación de tres demos más el EP Apocalyptic Raids, bastó para consagrarse como banda culto, un referente de oscuridad en el metal.

De esta primera muerte surgió Celtic Frost, banda que extendió la incipiente leyenda sueca hacia el orbe con Morbid Tales (1984), el clásico EP, Emperor’s Return, luego la obra cumbre To Mega Therion (1985) con su polémica portada de Satanás jugando con el crucificado a modo de resortera, imagen creada por el artista H.R. Giger. De estas obras se desprende una combinación de thrash, black y death metal que les asegura un lugar imborrable entre los grandes íconos del metal. En 1987 ve la luz el álbum experimental Into the Pandemonium del que ya puede considerarse una adelantada propuesta de avant-garde.

La satanísima trinidad estaba conformada, siendo un pozo constante del cual nuevas generaciones de bandas, absorbían de sus aguas para levantarse en pie de guerra, inspiración que continúa hasta nuestros días con Dethroned Emperor, Morbid Tales, Procreation of the Wicked, Circle of the Tyrants, Return to the Eve, himnos que con respeto y honor han interpretado diferentes bandas como Sigh, Amorphis, Paradise Lost, Anathema, Dimmu Borgir, Sarcófago, Samael, Tiamat, Emperor, Mayhem, My Dying Bride, Darkthrone, Satyricon, Gorgoroth y 1349, entre otras.

Así crecido, así poderoso, Tom en las guitarras y voz junto con el bajista y voz, Martin, erigieron su propio gólgota en el lapso de 1988 a 1990, donde estropearon el desarrollo de su música al editar Cold Lake y Vanity/Nemesis, los maderos de su propia crucifixión y profana sepultura. Ahí quedaron para el triste recuerdo de una banda que se pudrió en vida.

Este abrupto final no podía ser el último testamento de Celtic Frost y para principios del tercer milenio, las huestes cobrarían venganza con sus miembros originales, acompañados por Erol Unala en la segunda guitarra y Franco Sesa con la batería, que en las frías montañas del norte de Europa fueron componiendo el denominado “álbum más oscuro que Celtic Frost ha grabado”.

Este trabajo en el que intervino como productor el experimentado Peter Tägtren (Hypocrisy, Pain, Bloodbath,) fue expuesto hasta 2006 y titulado lacónicamente Monotheist. El culto lúgubre se instituía por segunda ocasión desde sus propias cenizas, una resurrección endemoniada que contenía la designación de doce apóstoles, divididos en nueve epístolas y un corolario tres partes.

El álbum abre con un par de canciones descomunales. Progeny junto con Ground, son piezas machacantes, enlazadas con un riff de metralla seco, pausado, en donde el bajo y la batería retumban como eco a la vez que se impregna la frase del reclamo: “…Oh God, why have you for saken me?…”, igualmente grave como la desgarrada distorsión que eligieron.

La tercera epístola se denomina A Dying God coming into Human Flesh, de la que editaran un video dirigido por Giger para diseñar las imágenes, gélidas como la propia lírica de metamorfosis que relata. Los coros de la alemana Lisa Middelhauve (Xandria), abren Drown in Ashes, otro pasaje melancólico que se desdobla en un ambiente de penumbra y duelo. Sin pausa y encadenado, le sigue la pieza tal vez más filosófica, tomada de los textos escritos por Aleister Crowley, Os Abysmi Vel Daath con su estribillo desgarrador “…I deny my own desire…”, acompañada de arreglos operísticos y clásicos que incluyen lamentos de un instrumento de viento.

La sexta epístola Temple of Depression, en donde se escuchan los berridos de Ravn (1349) y Oscured, es otro par de canciones dolorosamente siniestras, ambas acompañadas por los delicados coros femeninos de Simone Vollenweider. Este espacio lúgubre a manera de ‘intermezzo’ es seguido por Domain of Decay, un viaje a las composiciones más antiguas de la banda, con ese compás thrashero de sus primeros álbumes pero que se ha regenerado con la madurez de la banda para componer.

Una de las epístolas más extensas se encuentra en Ain Elohim, religiosamente bélica es también una de las canciones más agresivas, con los coros entrecortados y ese cambio de ritmo a mitad de la canción que a cada paso se va encendiendo y enarbolando con el estandarte del Tetragrammaton, hasta los desesperados gritos con los que cierra la pieza: “…i live, i die. Ain Elohim…”.

En el final de Monotheist se encuentra en el tríptico, cuya primera escena Totengott es un pasaje programado por Tom G. Fischer y relatado por Martin Eric Ain, se escucha alucinante, enfermo y bien podría disputar un duelo con la terrorífica Danse Macabre del EP Morbid Tales.

Le sigue la composición maestra Synagoga Satanae, una muestra indiscutible de la genialidad musical y lírica en sus casi quince minutos de duración, incluye el coro de un cuarteto operístico y las participaciones de Satyr (Satyricon) y Peter Tägtren. La pieza cuyo sólo nombre puede evocar reacciones blasfemas y piadosas con esos versos en latín que se vocifera a regañadientes, donde al minuto seis cambia para envolverse en una neblina fúnebre, interrumpida por escalofriantes gritos “…rise. Synagoga Satanae, lies. Lucifuge Rofocale…”, se recita un manifiesto satánico en alemán que va repitiendo hacia la conclusión definitiva que agoniza durante un par de minutos.

Monotheist cierra con la nostálgica e instrumental Winter (Requiem, Chapter Three: Finale), compuesta por Fischer, en donde colabora el director Christoph Littmann para conducir los arreglos de música clásica que se esparcen dolorosamente, una irónica despedida. Así concluye el disco y el réquiem iniciado en su primera parte con Rex Irae, grabado para Into the Pandemonium, quedando pendiente el capítulo segundo.

El monoteísta fue publicado en 2006, llevando a Celtic Frost de nuevo a la escena mundial, las entrevistas, festivales, reseñas y noticias en la prensa especializada, los condujo a la carretera para un tour que concluyó con una macabra y contundente presentación en la Ciudad de México. Con desgracia, se convirtió en la última presentación de Celtic Frost en el mundo entero.

Oficialmente la banda se encuentra separada desde el 9 de abril de 2008. En estado de coma, según Martin Eric Ain. Queda por sentado en los anales de la historia del metal, el paso de Celtic Frost, un legado de huella imborrable, que se mantiene ardiendo y alumbrando a las hordas que emergen del inframundo. Sé que no es su fin, el Celta solo ha tenido una segunda muerte, de la que se levantará con pesadez en cualquier momento, solamente que nadie sabe el día ni la hora.

20100517062419

Metallica – …And Justice For All

4 comentarios

Vivir es Morir

Por Sergio Alvite

Metallica
…And Justice For All
(
1988)

Metallica para mediados de los 80 era todo un monstruo del rock, pero su racha se vió infestada por la tragedia al perder en un accidente automovilístico a su bajista Cliff Burton. Luego de esos acontecimientos, el conjunto habiendo superado lo sucedido, se avocó a encontrar al reemplazo de Burton. La tarea concluyó cuando reclutaron a Jason Newsted quien pertenecía a Flotsam & Jetsam, una banda de thrash de Arizona.

La llegada de Newsted a Metallica no fue fácil pues tuvo que sufrir ciertas “novatadas” de sus nuevos compañeros, pero por encima de todo ello, el músico originario de Michigan pertenecería a uno de los plásticos más revolucionarios en la discografía de la banda y de la historia del heavy metal.

Nuevamente con Flemming Rasmussen a la producción y última colaboración con él, Metallica exploró campos laberínticos que anteriormente habían sobrevolado, pero es aquí donde bajaron a probar la fertilidad de esa tierra.

…And Justice For All presume las canciones más complejas en la carrera del grupo, ninguno de sus tracks dura menos de cinco minutos. Los asombrosos y derretidores solos de Kirk Hammett eran difíciles de replicar en los conciertos, y sobre todo es el material que hizo oficial su cortejo con un estilo bastante ilimitado en el rock, el progresivo. Si Death Magnetic, su lanzamiento de 2008, es para ti una gran CD, debes agradecérselo a …And Justice For All; el sonido es constantemente similar, tan sólo hay que comparar Blackened con That Was Just Your Life, o The End Of The Line con One.

Una controversia que ha perdurado a lo largo de los casi 21 años de vida de este redondo es la ejecución de Newsted. El bajo no se puede percibir en la grabación, es como si no existiera. Según Hammett, la razón principal fue porque las frecuencias del instrumento de Jason intervenían con las del frontman y guitarrista James Hetfield, no coincidían:

“Lo único que quedaba hacer era bajarle al bajo en la mezcla. Fue desafortunado pero por alguna razón u otra ese álbum es conocido por el bajo sonido. […] También fue un experimento, queríamos obtener un sonido directo y seco, y algunas personas les gustó ese sonido. Especialmente muchas de las bandas de nueva generación piensan que ese álbum suena grandioso. No estoy 100% seguro si fue exitoso, pero es un sonido único que tiene ese álbum.”

En general el ambiente sonoro de este cuarto larga duración es crudo y agresivo en comparación, con sus entregas previas. …And Justice For All podría catalogarse como el álbum más brutal en la carrera de Metallica percibido en Harvester Of Sorrow, Eye Of The Beholder, o la que da título al redondo. Su protagonismo es severo y descarnado; la batería es crujiente y al unísono, sigilosa, esto último por la producción que se eligió. Prevalece también ese dúo clásico de mástiles de Hammett y Hetfield que ya nos habían mostrado, destacándose en One y Blackened principalmente.

Al igual que en Ride The Lightning y Master Of Puppets, Metallica optó por un tema instrumental como To Live Is To Die, que fue más un tributo al fallecido Burton quien había sido parte de la composición. La ofrenda es un pasaje dramático con armonías de ensueño y guitarras acústicas que promovían su melosidad.

Discretamente …And Justice For All fue un presagio de lo que estaba por venir. Para este LP grabaron por primera vez un videoclip: One, una semi balada que ruge y destila lo mejor de sus actores.