Home

Noticias

Immortal en México

Immortal: Cortina de Humo

11 comentarios

Viernes 7 de Octubre 2011
Circo Volador
México D.F.
Por Sergio Alvite
Fotos: Germán García

           Toni Francois

Pocas son las ocasiones en que Immortal se ha presentado en México. La del pasado viernes 7 de octubre fue una de ellas; una década pasó para que los noruegos volvieran a pasar por aquí. A ello hay que sumarle que en ese lapso sus integrantes sólo editaron tres LPs, además de que se tomaron un descaso de cuatro años regresando de lleno con el álbum All Shall Fall en 2009, mismo que los condujo a una gira mundial cuyo destino los vino a parar en nuestro país.

Fue así como cerca de 2500 personas se hicieron presentes en el Circo Volador, hoy casi referencia catedrática para conciertos de esta estirpe en el D.F.; impresionante la asistencia mostrando así la expectativa que había por ver a Abbarth, Horgh y Apollyon. De hecho no es fácil recordar un show de black metal en ese recinto con tanta audiencia.

Para dar pie a la conflagración y desde Ciudad Juárez, Chihuahua abrió Evilbasher, quienes con un dudativo comienzo se fueron sintiendo mejor para echarse al público al bolsillo recibiendo aplausos, elogios y finalmente, nuevos fans. Nada mal para alternar con una leyenda del black noruego.

Fue así como la esperanza de ver un gran concierto se desvaneció poco a poco y no por la ejecución de la banda en si, sino por la parafernalia y sonido (que se debe atribuir a su ingeniero). Lo que se ansíaba fuera inolvidable, de alguna forma lo fue y es que al salir Immortal al entarimado, una gruesa cortina de humo evitó, durante casi todo el concierto, gozar del trío escandinavo. Reconociendo que ello forma parte del set de Immortal, sencillamente se les fue de control. Con una iluminación que abundó entre el rojo, verde y azul, Abbath poco pudo lucir, tan sólo fueron sombras las que apenas y podían vislumbrarse en la espesa emanación. A ello se auna el audio; quizá para quienes estuvieron horas y horas formados o haciendo mérito para estar hasta el frente pudieron tener su premio; pero quienes no lo hicieron y les tocó más atrás, incluso en las butacas que forman parte del Circo de la mitad hacia arriba, no pueden contar lo mismo. Las guitarras se escuchaban deformadas, la batería no fue tan lúcida y Horgh, si hubiese estado del otro lado del escenario, así lo constataría. Apenas y el bajo de Apollyon y la voz de Abbath podían notarse; mejor aún entre canción y canción cuando Abbath Doom Occulta agradeció a los reunidos.

Lo anterior, tristemente y con pesar, restó importancia a clásicos como Sons Of Northern Darkness, Tyrants o Damned In Black, alternando con nuevos cortes de All Shall Fall como la que da nombre a esa producción y Hordes To War, entre otras. Sí, su introducción fue espectacular pero tal vez fue lo más memorable… Vaya, ni cuando Abbath se puso el sombrero de charro pudo acallar la sensación que dejó esta cita.

La banda se fue emocionada de México ante tal multitud y respuesta, y es que tal vez la emoción, adrenalina y pasión, pasaron por encima de la calidad sonora y visual. Sabemos que no transcurrirán otros diez años para que regresen, pero si son dos o tres, ojalá se viva y saboree a Immortal como debe ser.

Immortal

Immortal: A un paso de la Vida Eterna

2 comentarios

Por Sergio Alvite

Hoy Immortal está a unos días de regresar a tocar en México y el resto de Latinoamérica. No han sido pocos los años transcurridos para que esto suceda de nuevo. Una década sobresale como interpuesto entre nosotros y el trío noruego que se mantiene espigando el germen del black metal a sus más de 20 años de existencia.

Parecieran muchos ayeres para tan sólo ocho discos en su haber partiendo de Diabolical Fullmoon Mysticism en 1992 con un joven Abbath al bajo y un hambriento Demonaz en guitarra.

Iniciaron como trío y hoy, dentro de un siglo diferente al que los vio parir, se mantienen igual, aunque con cambios en su alineación. Primero el entonces guitarrista  Demonaz, quien en el presente es integrante del grupo pero no en las seis cuerdas sino sólo como lirista, una sabia utilidad que da sabor a las canciones. ¿La razón? Tendonitis, un tipo de Tendinopatía que inflama el tendón e impide la mecánica normal del antebrazo. A pesar de ello, el escandinavo no se doblegó y así lo manifestó en los discos consiguientes que Immortal procreó.

Desde Bergen, su frío habitat que luce tan lejano de esta cálida nación, Demonaz levanta el teléfono para hablar con Search & Destroy y discutir su próxima visita, mejor dicho, su tan anticipada llegada por la inesperada desaparición de la institución del black en 2003 cuando decidieron darse un respiro, aunque a nuestros ojos pareció más una amigable separación.

"En 2003 nos dimos un descanso de la banda porque no teníamos en ese momento el management adecuado y pensamos que no era un buen momento, así que decidimos darnos un descanso."

Entonces fueron imperecederos. Su constancia los llevó a reanudar actividades en otros proyectos como I, y en solitario como es el caso de Demonaz, aunque como él mismo aclara, su carrera solista estaba programada pero no cimentada en un LP.

"A la par de Immortal, tenía material. Hicimos el disco de I, 'Between Two Worlds' (2006) con el que quedé muy contento, escribí todas las letras y trabajamos juntos (con Abbath). Tenía mucho material que quería grabar yo mismo, pero luego que firmé con Nuclear Blast hicimos el disco 'All Shall Fall'. Fue así como puse todo en 'March Of The Norse' que salió este año. Es un álbum distinto, creo que es un disco de metal tradicional, no es tan orientado al black metal. No hay blast beats ni partes tan rápidas de bombo, quería hacer un álbum con el concepto de la devoración de almas. Haré más discos de Demonaz, este es sólo el primero. Estoy muy feliz con el porque resultó como yo quería."

All Shall Fall significó la combustión de la vida mortal. Se levantaron para la creación de un excelente material, un retorno bélico y triunfal tras reencontrarse en Wacken y en varios festivales del continente con más abolengo en el mundo. Esta identidad que los vio amalgamarse otra vez los incitó a regresar al estudio y saldar una deuda sedienta de calidad.

"Fue el primer disco que hicimos en muchos años con Immortal. Pudimos discutir hacia que dirección queríamos ir, así que creo que 'All Shall Fall' resultó el álbum que queríamos que fuera, es un álbum con el sello de Immortal. El proceso fue como los anteriores, trabajar en los arreglos, los riffs y luego las letras para todo eso."

Reconociendo la amplia trayectoria de Immortal, Demonaz respecto a All Shall Fall, no mira al pasado.

"Creo que cada álbum que hicimos fue diferente desde el principio. Todos los discos que hemos hecho desde entonces representan el período de tiempo en que los grabamos, nunca nos copiamos al hacer un disco nuevo. Es como un sentimiento que viene desde el vientre. Siempre tenemos riffs y cosas así, nunca volteamos al álbum anterior."

Las letras, tanto en recientes producciones como en la que se avecina, son fecundación de Demonaz Doom Occulta, pero los primeros cuatro redondos de los noruegos lo tuvieron en guitarra; a raíz de su enfermedad se vio relegado a la composición lírica.

"Es una larga historia pero trataré de acortarla. Cuando tuve los problemas, estuve con esta banda desde 1990, formamos juntos la banda, tenía el nombre de Immortal. Dejé mi anterior grupo para dedicarme a este; luego del cuarto disco (Blizzard Beasts; 1997) comenzaron los problemas y no quisimos renunciar, Abbath tocaba el bajo en ese tiempo, se cambió a la guitarra para que no me tuvieran que reemplazar como guitarrista y luego pudimos trabajar en el próximo disco para el que pensamos que podía recuperarme, pero no sucedió… De cualquier manera hicimos los discos 'At the Heart of Winter', 'Damned In Black', 'Sons Of Northern Darkness' y 'All Shall Fall', sabes lo que pasó y seguimos aquí. No quisimos dejar la banda por eso. Creo que somos la banda que debemos ser."

Con ello dicho, Demonaz proclama que el show que ofrecerá Immortal en México será para recordar, no sólo por sus asistentes, sino por ellos mismos ya que tomarán en cuenta cada uno de los redondos en los que han impreso la rubrica del black metal y de su título.

"Creo que era tiempo de que regresaramos dentro de esta gira Latinoamericana. Quisimos hacerlo antes pero ya sabes, tenían que ser las condiciones apropiadas. Estuvimos en Estados Unidos, en festivales europeos, así que será estupendo regresar a México. Sabemos que hay fans muy dedicados, estén listos. Tocaremos un gran setlist, canciones de todos los álbumes."

Tras la culminación del tour por Sudamérica y después de pasar por terrenos gobernados anteriormente por los Aztecas, la inmortalidad vestida de negro se avocará otra vez a un álbum inédito que ya está en proceso de apaciguar la luz durante el 2012, irónicamente un año que dicta el fin del mundo.

"De momento estamos ocupados con el nuevo álbum de Immortal, estoy ocupado escribiendo las letras. Estamos trabajando en seis u ocho canciones, aún no tenemos programado entrar al estudio, realmente no puedo decir mucho porque no sé cuando podremos grabarlo, si será este año o el que viene."

Immortal: Abbath, Demonaz, Apollyon y Horgh, se presentan este 7 de octubre en el Circo Volador de la Ciudad de México, presentados por Dilemma. Los boletos ya están a la venta.

Immortal

Immortal: A un paso de la Vida Eterna

3 comentarios

Por Sergio Alvite

Hoy Immortal está a unos días de regresar a tocar en México y el resto de Latinoamérica. No han sido pocos los años transcurridos para que esto suceda de nuevo. Una década sobresale como interpuesto entre nosotros y el trío noruego que se mantiene espigando el germen del black metal a sus más de 20 años de existencia.

Parecieran muchos ayeres para tan sólo ocho discos en su haber partiendo de Diabolical Fullmoon Mysticism en 1992 con un joven Abbath al bajo y un hambriento Demonaz en guitarra.

Iniciaron como trío y hoy, dentro de un siglo diferente al que los vio parir, se mantienen igual, aunque con cambios en su alineación. Primero el entonces guitarrista  Demonaz, quien en el presente es integrante del grupo pero no en las seis cuerdas sino sólo como letrista, una sabia utilidad que da sabor a las canciones. ¿La razón? Tendonitis, un tipo de Tendinopatía que inflama el tendón e impide la mecánica normal del antebrazo. A pesar de ello, el escandinavo no se doblegó y así lo manifestó en los discos consiguientes que Immortal procreó.

Desde Bergen, su frío habitat que luce tan lejano de esta cálida nación, Demonaz levanta el teléfono para hablar con Search & Destroy y discutir su próxima visita, mejor dicho, su tan anticipada llegada por la inesperada desaparición de la institución del black en 2003 cuando decidieron darse un respiro, aunque a nuestros ojos pareció más una amigable separación.

"En 2003 nos dimos un descanso de la banda porque no teníamos en ese momento el management adecuado y pensamos que no era un buen momento, así que decidimos darnos un descanso."

Entonces fueron imperecederos. Su constancia los llevó a reanudar actividades en otros proyectos como I, y en solitario como es el caso de Demonaz, aunque como él mismo aclara, su carrera solista estaba programada pero no cimentada en un LP.

"A la par de Immortal, tenía material. Hicimos el disco de I, 'Between Two Worlds' (2006) con el que quedé muy contento, escribí todas las letras y trabajamos juntos (con Abbath). Tenía mucho material que quería grabar yo mismo, pero luego que firmé con Nuclear Blast hicimos el disco 'All Shall Fall'. Fue así como puse todo en 'March Of The Norse' que salió este año. Es un álbum distinto, creo que es un disco de metal tradicional, no es tan orientado al black metal. No hay blast beats ni partes tan rápidas de bombo, quería hacer un álbum con el concepto de la devoración de almas. Haré más discos de Demonaz, este es sólo el primero. Estoy muy feliz con el porque resultó como yo quería."

All Shall Fall significó la combustión de la vida mortal. Se levantaron para la creación de un excelente material, un retorno bélico y triunfal tras reencontrarse en Wacken y en varios festivales del continente con más abolengo en el mundo. Esta identidad que los vio amalgamarse otra vez los incitó a regresar al estudio y saldar una deuda sedienta de calidad.

"Fue el primer disco que hicimos en muchos años con Immortal. Pudimos discutir hacia que dirección queríamos ir, así que creo que 'All Shall Fall' resultó el álbum que queríamos que fuera, es un álbum con el sello de Immortal. El proceso fue como los anteriores, trabajar en los arreglos, los riffs y luego las letras para todo eso."

Reconociendo la amplia trayectoria de Immortal, Demonaz respecto a All Shall Fall, no mira al pasado.

"Creo que cada álbum que hicimos fue diferente desde el principio. Todos los discos que hemos hecho desde entonces representan el período de tiempo en que los grabamos, nunca nos copiamos al hacer un disco nuevo. Es como un sentimiento que viene desde el vientre. Siempre tenemos riffs y cosas así, nunca volteamos al álbum anterior."

CONTINÚA…