Home

Noticias

Avantasia: Power - Ópera de Antología

Avantasia: Power – Ópera de Antología

2 comentarios

Viernes 10 de Diciembre 2010
Circo Volador
México D.F.
Por Juanito el del Demo
Fotos: Germán García

Tras un lapso de dos años, regresa Avantasia a la Ciudad de México, con un par de nuevos álbumes en su discografía; para beneplácito de la audiencia, el proyecto paralelo del talentoso Tobias Sammet —famoso vocalista de Edguy— se hizo acompañar de una banda de primer nivel: Sascha Paeth (Heaven's Gate) en la guitarra, el pelón Oliver Hartmann (At Vance) en guitarra y voz, la exuberante rubia Amanda Somerville (con múltiples colaboraciones para otras bandas) en vocales y coros, Miro Rodenberg (Kamelot) en los teclados, Felix Bohnke (Edguy) en los tambores, Robert Hunecke-Rizzo (Heaven's Gate) en el bajo; pero para sorpresa aún mayor, los vocalistas invitados que venían incluidos en la alineación superaron toda expectativa: Kai Hansen (Helloween, Gamma Ray), Jørn Lande (Jorn, Masterplan), Michael Kiske (Helloween) y Bob Catley (Magnum); con la novedad de que los dos últimos nunca habían visitado Tierra Azteca; el mismo Sammet platicó al público —no sin antes quejarse, con justa razón, de la calidad ambiental de nuestra capital—: "Bob y Michael nunca habían venido a México y les dije: ¡tienen que ir! estamos haciendo gira por Suecia, Alemania y otros países, pero no tienen idea de cómo es el público mexicano". Para fortuna del buen Sammet, la concurrencia no lo defraudó: el Circo Volador se encontraba lleno a su máxima capacidad, y aún desde antes que se apagaran las luces, se escuchaba a la gente corear: "¡Toby, Toby, Toby!" y "¡Kiske, Kiske, Kiske!" (sabedores de la visita del emblemático cantante). Ellos dos, junto con el prestigioso Kai Hansen, se llevaron por mucho las gargantas del público.

Al arrancar la velada se apagaron las luces y se soltó en el sonido local Long Live Rock 'n' Roll, la clásica de Rainbow, con la voz del chaparrito de gran corazón Ronnie James Dio, a quien está de moda homenajear, y de quien, por cierto, Jørn Lande heredó mucho de su estilo de cantar. La noche fue por demás agradable y dinámica; durante un saludable espacio que superó las dos horas y media, se interpretaron diecinueve piezas, la mayoría de duración extensa, enriquecidas por la habilidad de los once músicos en escena; inevitablemente, dentro de la impecable interpretación instrumental, llamaba la atención la presencia de la güera Somerville, quien hacía headbangin' mientras su melena ondeaba al viento y presionaba diestramente los pedales de las velocidades del ventilador que tenía frente a ella. Formalmente, todo el proyecto en sí constituye en principio un gran homenaje a la escena power metal alemana, y piezas como Serpents in Paradise, The Wicked Symphony y The Toy Master encendieron al público; pero sin duda, el momento de la noche recayó en la interpretación de Shelter from the Rain, pieza originalmente incluida en The Scarecrow que nos regaló la presencia de Michael Kiske cantando, con Kai Hansen tocando su inmortal guitarra ESP; o, como dice el famoso anuncio (para ser más claros): boleto para el concierto: $540… camiseta oficial del evento: $250… ver a Michael Kiske cantando mientras abraza a Kai Hansen en el escenario: no tiene precio. Fue indescriptible, nadie podía haber previsto el efecto que eso causó, el ensordecedor alarido de la gente retumbó como si se tratara de un gran estadio y no de un teatro, y es que esperamos veintitrés años para ver esa emotiva imagen. Este pequeño detalle transformó la presentación de Avantasia, de ser un

gran concierto, a trascender como un evento de antología. De manera muy simpática, al final del concierto algunos asistentes coreaban "¡Halloween, Halloween, Halloween!", pidiendo la célebre canción del Keeper of the Seven Keys. Por fortuna no la tocaron, pues el lugar se hubiera derrumbado. La última pieza de la noche, Sign of the Cross, contó con la imponente presencia simultánea de los once músicos sobre el escenario. Algo realmente impresionante fue ver a Kai, tras escuchar la ovación "¡Hansen, Hansen, Hansen!" ponerse de rodillas sobre el escenario para hacer una reverencia de agradecimiento.

Gracias a Tobias Sammet por hacer música notable, por reunir un equipo tan talentoso y, sobre todo, por convencerlos para salir en su ambiciosa gira. Con toda seguridad, Ronnie James e Ingo Schwichtenberg agitaron sus melenas en el cielo.

SETLIST
Intro: Rainbow, Long Live Rock 'n' Roll
Twisted Mind
The Scarecrow (con Jørn Lande)
Promised Land (con Jørn Lande)
Serpents in Paradise (con Jørn Lande)
The Story Ain't Over (con Bob Catley)
Prelude / Reach Out for the Light (con Michael Kiske)
The Tower (con Michael Kiske)
Death Is Just a Feeling (con Kai Hansen)
Lost in Space (con Amanda Somerville)
In Quest For (con Bob Catley)
Runaway Train (con Jørn Lande, Michael Kiske y Bob Catley)
Dying for an Angel (con Michael Kiske)
Stargazers (con Jørn Lande, Michael Kiske y Oliver Hartmann)
Farewell (con Amanda Somerville)
The Wicked Symphony (con Jørn Lande, Michael Kiske y Oliver Hartmann)
ENCORE
The Toy Master (con Kai Hansen)
Shelter from the Rain (con Michael Kiske y Kai Hansen en la guitarra)
Avantasia (con Michael Kiske y Kai Hansen en la guitarra)
Sign of the Cross / The Seven Angels (con Jørn Lande, Michael Kiske, Bob Catley, Oliver Hartmann, Amanda Somerville y Kai Hansen en la guitarra)